Google+ Followers

viernes, 17 de julio de 2015

El libro de la vida

Por fin estoy con un pie en las vacaciones, ha pasado de todo en estos últimos días, pero por ahora el chisme es la fiesta del libro de la vida que hice a mis chaparros, así festeje los tres años de Leo y los 5 de Mario Ivancito.
Un día antes fue de estres, prisas, aseo y demás, pero el mero día todo comenzó muy bien. Fue el sábado pasado 11 de julio. 
Decidí hacer una misa por los tres añitos de Leo, o sea su presentación y aprovechar para agradecer también por los 5 de Mario Iván y mis seis años de casada. Bueno, pero lo que no sabía es que el sacerdote nos iba a poner tremenda regañiza porque Leo estuvo muy inquieto  y en su sermón no nos bajo de malos padres que dejan hacer a los niños lo que les da la gana y no servimos para educarlos ( ya ven porque la gente se aleja de las iglesias). 



De allí a comprar la fruta para los centros de mesa y a poner la mesa de dulces, preparar todo para que llegaran los invitados a las 3:00.

Empezaron a llegar algunos invitados pero como que sentía que había poca gente, mi tía Silvia me canceló , así que ya no esperamos mas y como eso de las 4:15 se sirvió la comida, yo comí muy poco, recordaran que fue un rollo encontrar el vestido y al final tuve que usar faja, jaja, así que no podía ni comer. 

Sin embargo el lugar se lleno porque invite un poco más de personas de las 60 autorizadas  y funciono porque nunca se vio vacío. Después de tanto esfuerzo la fiesta fue un éxito. Todas las personas se fueron muy agradecidas y los niños recibieron muchos regalos. 


Las piñatas fueron espectaculares: de Manolo y Joaquín los dos personajes del libro de la vida.


El pastel lo hizo Antonio y no es por nada pero estaba muy sabroso porque era de crema de cacahuate en forma de guitarra. 



Hubo muchas actividades: caritas pintadas, pintura de dibujos con acuarelas y lluvia de burbujas, la verdad la sonrisa de mis hijitos era enorme. 
Ahora si hasta la próxima, que espero sea en unos dos años más. 

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Vaya con el cura....
Tiene poca paciencia y bastante mal genio.
Va derechito al infierno.

Que bueno que salió todo bien.

Besos.

la MaLquEridA dijo...

Awww quiero pastel de cacahuate.

Me da mucho gusto que todo haya salido perfecto. Tache guarache al padrecito ese. Siguen sin darse cuenta que los feligreses huyen de la religión precisamente por ellos. (yo una). En fin, no hay que darle más importancia de la que merecen o sea ninguna.

No conozco la historia del Árbol de la vida, la voy a buscar. Me ha llamado mucho la atención sobretodo por tus hijos. Generalmente las piñatas son del personaje de moda, sin embargo tus bebés fueron diferentes. ¡Bien!

Muchas gracias por seguir compartíendonos trocitos de tu vida, es gratificante ver cómo sales adelante con todo y niños. Te felicito.


Un abrazo fortísimo.

la MaLquEridA dijo...

Respecto a lo que me platicas de tu historia conmigo, me deja perpleja. ¿Yo hice eso? ¡Virgen del Chongo Parado, que me corten la cabeza!

Pido mil disculpas por ello.

Yo recuerdo cuando te vi por primera vez me llamó mucho la atención tú nombre. Jova. Recuerdo que cuando era pequeña, en el lugar donde nací había una señora llamada Jovita. Preguntaba a mi madre:
-¿cómo se llaman las "Jovitas"?
-pues así, "Jovitas" .
Y yo necia: No, asi les dicen, pero ¿cómo se llaman?
y mi mamita: -pues así Flor de María, se llaman "Jovitas".
Y yo: -¿Jovita? ¿.Jovita? .¿Quién se llama Jovita? ¿Jova?
-Jova no, Jo vi ta.
Interminablemente.

Te leía. Recuerdo que eres o eras eres actriz. Y decía ¡Guauuu una actriz!
Me parece que seguías a alguien llamado "Nayo". No sé si era "Nayoblogger" o algo así.
Entonces yo te leía y te comentaba pero tú caí nunca pasabas a mi blog. Qué esperanza que fueras mi seguidora. Cuando te leía era cuando te veía en otros blogs.
Siempre me quedaba con un dejo de tristeza. Decía entre mi: ¿A quién le gusta leer tristezas?. Asi pasó el tiempo.
Siempre te creí de otro planeta. Ser actriz es ser de otro planeta. Alguien con quién nunca tendré nada en común.

Después te perdí la pista hasta que volviste a aparecer. Te volví a leer. ¡Sorpresa, eres humana! (de este planeta, quiero decir).
Después de mucho te hiciste mi seguidora. ¡Dios, Jova me sigue!
Después me hice tu seguidora.
Nos comentamos y aquí estamos. Dando su versión cada una de su paso por este mundo que en lo personal siempre me ha parecido irreal porque Interactúo con gente maravillosa a la que muy probablemente jamás veré a los ojos.

Este mundo virtual saca lo mejor -en su mayoría- de nosotros mismos. Nos conocemos sin dobleces ni hipocresías ni fingimientos porque quizá al no vernos nos deshinibimos -eso sucede conmigo- brindàndonos tal cual somos a quien está del otro lado de la pantalla.

Me gusta este acercamiento después de tanto tiempo porque me da la oportunidad de conocer a otro ser humano -no de otro planeta-

la MaLquEridA dijo...

Ay se me acabó el espacio para comentar ja.

En fin, gracias Jova por darme la oportunidad de conocerte y sobretodo por esas palabras tan tiernas que dejas siempre en mi blog.

Te abrazo fuerte.

Mi Álter Ego dijo...

Qué mala onda el cura, ¿no? ¿Dónde quedó lo de "Dejad que los niños se acerquen a mí?".

Felices vacaciones!! Yo las estoy oliendo ya... qué ganas.

Un besote!!

Susana Moreno dijo...

Bonita fiesta. Siento lo del cura. Un beso.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Jova... Tus deliciosas crónicas de eventos familiares, siempre entretenidos y curiosas es una crónica mundana de la vida misma de una gran family...
Y al cura quien lo educa... y por cierto, la "faja" tirala... Hazme caso.!!
Un abrazo...

RECOMENZAR dijo...

Me deleitas con tus palabras y la ternura que encierran tus letras

alp dijo...

Y eso que el cura estará acostumbrado a los niños... Buena fiesta... Un abrazo desde Murcia....

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La felicidad de los hijos es la felicidad de los padres. MI abrazo. Carlos

BEATRIZ dijo...

No pues porque tanto tiempo, espero que sea pronto tu proxima entrada Jova. La verdad se agradece que compartas esos momentos tan familiares, la felicidad se contagia.

Feliz fin de semana que ya se acerca.

Nos leemos.

P MPilaR dijo...

Ese cura, ay, ese cura qué malas se las traía el hombre de dios, pordiós!!
Besos

P MPilaR dijo...

Ese cura, ay, ese cura qué malas se las traía el hombre de dios, pordiós!!
Besos