Google+ Followers

domingo, 6 de agosto de 2017

De la obsesión a la adicción

Hola, tenía días queriendo escribir porque con las vacaciones tengo un poco de tiempo pero no podía entrar según que por el servidor, bueno pero ya estoy aquí por fin. 
Hace un par de semanas se burlaban de mi,  decían que soy una obsesiva,- Su obsesión mas grande es que los niños se laven los dientes ( decía Antonio entre risas )

-No yo creo que el orden ( Lili, mi hermana no ayudaba mucho)


- ¿de que hablan? ¿de Jovana? Ah si, es bien obsesiva con la limpieza, jaja (dijo mi hermano Jaime que iba llegando del trabajo).

 Bueno ya dejenme en paz. Pero se que si soy obsesiva, quizá la mas grande de todas es estar delgada. -Si tu obsesión fuera esa siempre estarías perdiendo kilos y no ganando ( de veras que Antonio tenía ganas de enojarme).

De ese día me puse a reflexionar en esa obsesión, mi amiga Jacky dice que siempre estoy hablando de dietas, ejercicios, calorías y deseos de bajar de peso, bueno la verdad es que sí. 
1.Veo muchos vídeos de gente que logro perder muchos kilos. Y son como mi inspiración. 

2.Voy con mi cuñada Paty que es nutrióloga para que me ponga agujas y me de dietas a seguir. 
3. Me levanto a las 5:00 para que me de tiempo de ir al gym y me pongo a hacer en la escaladora, si estoy en mi casa ( y no en la de Yeya) hago en mi caminadora. Aunque en ambos casos solo tengo tiempo de 30 min. 

4. Le doy a Antonio mi dieta para que me ayude con la preparación de alimentos y no me deje comer nada fuera de lo establecido. 

5. Tomo agua a lo desesperado, aunque me la tenga que pasar en el baño, jajaja. Un litro con el ejercicio, un té en mi salón, un litro a lo largo de la mañana, dos vasos de agua de sabor en la comida, medio litro mas en la tarde y otro te por la noche. 
Después de todos estos esfuerzos vuelo con Paty para que me diga que solo he bajado 500 gramos en una semana. Entonces me encabrito, me desilusiono y me digo a mi misma, para que tanto pinche esfuerzo si sigues igual de gorda

Entonces comienza la adicción. En adicciones no he tenido grandes problemas, algún tiempo tome mucho café, pero era porque lo regalaban en las escuelas que trabajaba y me ayudaba a sobrellevar mi depre y misería, pero esa etapa ya paso. No fumo, no bebo y no me drogo. Pero he descubierto que tengo una adicción peor: La comida. 
Cuando empieza esa etapa me voy al extremo.
1.Dejo de ir con mi cuñada y me arranco la acupuntura que aun tenga. 
2. No tomo agua, tomo coca cola, café muy dulce y raspados que me encuentre. 

3. Ni de chiste me levanto al gym y no hago nada, ni ganas de ordenar, limpiar, nada me tumbo a ver t.v. o a platicar, así  a tirar hueva y vida. 
4. No solo no hago dieta, sino que como todo aquello de lo que me privo cuando estoy en la obsesión, pan dulce,  muchas tortillas, cosas capeadas, mole, postres, cosas fritas, etc. 

5. Me junto con mi hermana que come con hartas ganas, ella siempre quiere andar en los tacos, las gordas, y todas esas garnachas tan deliciosas. 


Después de al menos una semana de atracón me empieza la culpabilidad o me enfermo de la panza, según lo que pase primero me encabrito, me desilusiono y me digo a mi misma -por eso sigues igual de gorda, porque no te cuidas. Y en ese tiempo de adicción subo los 500 gramos que había logrado bajar en la obsesión y como otro kilito más. jajaja, que tal eh?
El problema mayor es que no se como salir del círculo vicioso, como escapar de un extremo al otro. Si alguien ha pasado por esto o se le ocurre una idea, se los voy a agradecer. Ahorita estoy en la obsesión solo que no he ido al gym porque me chingue la rodilla jajaja, neta que sí. 

Bueno pero si tengo animo para dar consejo y aplicarlo conmigo. 
Consejo 15: Dése cuenta que la vida es una escuela y usted esta aquí para aprender. Los problemas son simplemente parte del currículum que aparecen y desaparecen como si fuera una clase de álgebra, las lecciones que usted aprenderá le durarán toda la vida.