miércoles, 25 de marzo de 2020

La nueva rutina

Me desintegre, tal vez eso necesitaba porque soy muy masoquista que me "partieras la madre", para sacarte de mi corazón de una vez por todas. Comprendí tristemente que me miras como una farsa, capaz de mentir y fingir. He cometido errores pero no soy una mala persona. Eso ya no importa, ni siquiera me conoces. No valoraste lo mejor de mi: mi amor, que te ofrecí auténtica e incondicionalmente. Esta vez ya no hay nada que hacer, ni que decir, porque nos dañaremos aun más si continuamos. Se termino...


Mundo real.
La rutina me ha cambiado mucho desde que comenzó la cuarentena. Más o menos mi vida era así:
4:15 a.m. Levantarme y prepararme
5:00 a.m. Me voy a nadar. Es mi hora de ejercicio. Yeah
6:00 a 8:00 a.m. Preparar niños, bañarme, desayunar, hacer lunch y conducir al trabajo. 
8:00 a 1:00 trabajar
1:00 a 3:30 o 4:00. Regresar del trabajo, verificar que los niños se cambien el uniforme, tender camas y recoger un poco, dar de comer a los niños, comer con ellos y salir corriendo a las actividades artísticas o deportivas de cada uno. También en ese lapso los días Lunes y Miércoles, M. I. recibe terapia en sus piernas, así que en esa hora debo estar con él. 
4:00 a 6:00 actividades, regreso a casa y  baño de los niños.
6:00 a 8:00 hacer tarea y revisar pendientes de mi trabajo. 
8:00 a 8:30 dar de merendar a los niños, lavar trastes, cenar y revisar que no haya pendientes de papelería o falte algo para el lunch de otro día. 
8:30 a 9:00 cambio pañal de la abuela y me preparo mi lunch o termino trabajo de la escuelita. 
9:00 en adelante, convencer a los niños que se duerman y dormir, por fin, dormir. Si me queda pila, leo un poquitin. 

Sábados.
Si deseo hacer ejercicio tengo que levantarme temprano, el gym lo abren a las 8 procuro llegar mas o menos a esa hora para estar de regreso como a las 9:30 o 10:00. 
Preparo a los niños para que se vayan a la clase de doctrina religiosa, les doy de desayunar y los llevo a la iglesia, están allí 2 horas, algunos días también me tengo que quedar yo a la escuela para padres. Si no me quedo aprovecho ese tiempo para bañar a la abuela. 
Después me pongo a lavar, guardar y preparar maleta para que al otro día se los lleve Antonio. 
A las 4:00 van a clases de inglés.  
Domingo.
De nuevo lo del gym, aunque puedo ir más tarde, regreso con los niños, desayunamos y nos vamos a misa de 12:00. 
De regreso se van con su papá y tengo la tarde para mi, también  los martes están con Antonio. Dos tardes a la semana ¡Yeah¡. 

 Mi nueva rutina
No importa tanto la hora que me levante, pero regularmente sucede entre las 6:30 y 7:30. Estoy haciendo ejercicio porque esa es una de mis preocupaciones banales, no quiero recuperar el peso que he logrado perder en el último año, así que estoy brincando en el tumbling, es lo primero que hago en el día, bueno, lo segundo, primero voy a cambiar el pañal a la abuela. 
A las 9:30 ya debo estar al menos bañada porque a esa hora me conecto para aclarar dudas que pudieran surgir a mis alumnos, sólo hasta las 10:00. 
Desayunamos con tranquilidad, un día lavo ropa, otro no, así ni se junta, ni me canso, ni me aburro. 
A las 12:00 me vuelvo a conectar, mientras estoy recibiendo los trabajos de mis alumnos, también envió los de mis hijos que hemos procurado adelantarlos un día antes para que no nos agarren las prisas. 
De sus actividades de los niños sobrevivió el inglés porque es con mi vecina Van, en su casa, así que sólo cruzamos la calle. Hasta el Terapeuta "Don Mateo" va a empezar a venir menos días porque salubridad así se lo indico. 
Comemos alrededor de las 3 o 4, después los niños realizan el trabajo del día siguiente. Los superviso un rato y procuro ponerme a hacer aseo porque  estaba acostumbrada a moverme después de comer así que me siento muy pesada. Mas tarde me pongo a leer y he dejado que los niños usen los dispositivos a libre demanda. Por la noche se bañan, merendamos y se ponen a ver tele, yo vuelvo a leer, escribo o juego con ellos un rato. Duermen tarde, yo trato que descanse mi cuerpo y también mi alma. 


CUT
THE CURE

Si tan solo nunca me hablas
If only you'd never speak to me

La forma en que lo haces
The way that you do

Si tan solo nunca hubieras hablado así
If only you'd never speak like that

Es como escuchar
It's like listening to

Un corazón roto
A breaking heart

Un cielo que cae
A falling sky
El fuego se apaga y la amistad muere
Fire go out and friendship die

Desearía que te sintieras como yo todavía
I wish you felt the way that I still do

Si tan solo nunca me miras
If only you'd never look at me

La forma en que lo haces
The way that you do

Si tan solo nunca te vieras así
If only you'd never look like that

Cuando yo te miro
When I look at you

Veo cara como piedra
I see face like stone

Ojos de hielo
Eyes of ice
Boca tan dulcemente contando mentiras
Mouth so sweetly telling lies

Desearía que te sintieras como yo todavía
I wish you felt the way that I still do

La forma en que todavía lo hago
The way that I still do

Pero tu no
But you don't

Ya no te sientes
You don't feel anymore

Ya no te importa
You don't care anymore

Todo se ha ido
It's all gone


lunes, 23 de marzo de 2020

Oficialmente para mi, día 2 de mi cuarentena

El viernes aun fui a trabajar, y el sábado lleve a los niños a jugar a casa de sus amigos, así que hoy es el segundo día de encierro. 
Ayer decía que todo se pone en su sitio. hoy la vida me demuestra que así es. Son las lecciones que da el universo, que casi siempre son muy duras, es un aprendizaje en el que no se aceptan errores porque estos cuestan muy caros. 
En un ir y venir de emociones, entre un "te amo" y un "te odio" hay una pequeña línea que se cruza muy pero muy fácilmente. Entiendo lentamente, tengo que pensar mucho, no soy muy lista, me tienen que explicar con manzanas como a los niños, o quizá no entiendo porque no quiero entender porque soy una persona muy aferrada a mis ideas y a lo que soy. 
Es difícil que una persona cambie, tal vez por más esfuerzos que haga por evolucionar, no cambiare o lo haga cuando sea demasiado tarde, cuando este postrada en una cama como mi abuela dependiendo de la caridad de otros. 
Lo importante aquí es entender que no soy una persona amada, al menos no por la persona que yo amo. Creo que me aguantó muchas, que creyó que yo cambiaría y que por eso nos dimos oportunidades aunque veíamos que el barco se hundía, yo navegaba y sacaba el agua. Navegaba contra corriente, deseando que todo estuviera bien. Quisiera ser buena conductora, llegar, tocar la puerta,  y sin importarme nada darle un gran beso y pedirle que olvide todo su enojo,  que me haga el amor y después me abrace y yo me pueda recargar en su pecho. 
Que me acepte, así como soy, con mis enojos, impulsos y tristezas. Sin embargo allí esta el problema yo soy quien soy, por mas que logrará transformarme a ser mejor, mi esencia por muy mala o buena que sea siempre sera la misma. Además tenemos que seguirnos viendo por mucho que le moleste mi presencia. 
Hoy decretó el gobernador que se cierran espacios públicos, sólo permanecerán los establecimientos de alimentos y medicamentos, si nos toma por sorpresa y no podemos salir más y nos multan como esta sucediendo en España, entonces se acabaron las posibilidades de vernos. 
Se acabo todo. 

domingo, 22 de marzo de 2020

Poniendo orden

En un par de meses se cumplirá un año que Antonio se fue. Hemos pasado por muchos altibajos, pero creo que no es necesario continuar esperando lo inevitable: el divorcio. He pasado días reflexionando y poniendo las cosas en su lugar y a cada persona donde le corresponde, el sitio de Antonio es mi ex esposo, así que debo dar forma a eso. Hoy hable con él, trate de ser pacífica y comprensiva pero en definitiva creo que tristemente no volveremos a ser amigos. 
Respecto a la casa no quiere dejar de vivir allí pero tampoco esta en la posibilidad de pagarla, al mismo tiempo dice que será su casa de fin de semana porque su tirada es irse a otro estado y la conservara para ver a los niños sábados y domingos. Al final me dijo que mejor siempre si se vendiera. 
El otro punto que tampoco pudo quedar esclarecido es el de la pensión de los niños, le parece que todo el peso lo llevara él, cuando yo me asesore y sólo le estoy pidiendo lo justo. Le digo que entonces les de lo que pueda y yo me las arreglare  para que no les falte nada, pero se molesto. Creo que lo que realmente desea es seguir sin una responsabilidad legal, cubriendo gastos pequeños que salgan de los niños, pagando las actividades artísticas, trayendo algo de comida de vez en cuando y sin que se le pida nada más.  
Debo aceptar que esta es la primera vez que yo le exijo algo, durante todo el tiempo casados yo me encargue de los niños, fue como hasta hace unos tres años que yo le pedí que él cubriera algunos gastos pero con mucho tiento porque siempre sentí que era mi responsabilidad. 
Me percato tristemente que mi vida ha sido así, no he logrado un patrimonio aunque llevo casi 20 años trabajando muy fuerte. Cuando estaba soltera buscaba satisfacer las necesidades materiales de otros antes que las propias, ayudando a mis padres, a mis hermanos, a mis amigos, a la compañía de teatro. Crecí viendo como mi papá hacía menos a mi mamá por el hecho de que él pagaba las cuentas. Así que si algo tenía claro era que yo iba a llevar los pantalones porque no deseaba que ningún hombre me humillara. De modo que cuando me case me fui del otro extremo, quería darle todo a Antonio y a mis hijos, no me importo trabajar en tres empleos mientras estaba embarazada de Leo y que mi esposo no trabajara. Creí que así tenía que ser, Antonio era buen hombre, me doy cuenta que le hice un daño al no permitirle madurar y encargarse de una familia. Ahora que quiero que lo haga ya es tarde. Se que debo darle todo a mis hijos pero también estoy pensando en mis proyectos personales. Quiero pagar mi doctorado, el siguiente año buscar un lugar para vivir con mis hijos e irme de una vez por todas y para siempre del hogar de mis padres. Lamentablemente pensé que podía hacerlo sola pero me temo que no es así y necesito que Antonio me ayude. Aunque me llame ventajosa e injusta. 
Ojalá todo se solucione de la mejor manera para los niños. Al menos con A.B. se arreglaron las cosas para bien, estamos en "amor y paz". De hecho hace poco me atreví a darle un consejo sobre un bien que ha concluido de pagar y que esa ganancia la entrega integra a su mamá. Debido a su juventud me sentí con la confianza de decirle que no permita que le pase lo mismo que me sucedió a mi, que vea un poco más por su persona y después por su familia. No es porque quiera que me de a mi el dinero, pero como un principio de abundancia, debemos ver resultado monetarios de nuestros esfuerzos, porque si no es así terminas viviendo en la desilusión, al menos así me paso a mí.Espero que no le pase a nadie más porque es triste. 


viernes, 13 de marzo de 2020

Desamor

Alguien me dijo que es mejor dar que recibir. ¿Esto aplica en el amor? Creo que si, porque la sensación de amar es maravillosa. Me gusta procurar a alguien, abrir los ojos y mandarle un mensaje de "buenos días, que tu día sea maravilloso" y al anochecer el mensaje de "bonita noche, que descanses". Tener alguien con quien compartir tristezas y alegrías, alguien en quien confiar. La parte física también es importante, besar, abrazar, hacer el amor, acariciar, sí acariciar su cabello o sus bellas manos. Hasta tal punto que llegas a disfrutar esta situación de que la persona amada "se deje querer". 
Luego viene la otra cuestión ¿Eso es justo? ¿Lo merezco? Amar pero que no me amen. Y la respuesta es no. Porque quiero que alguien me ame. Si esa persona a la que yo amo no me ama quizá es porque no es por allí el camino. De ambas partes. 
Estoy cansada, sólo quiero cerrar los ojos y abrazarme fuerte de mis hermosos hijos. 

domingo, 1 de marzo de 2020

Así de extraño

Hola a todos, ¿me extrañaron? yo si mucho. Ya vamos para el tercer mes del año que rápido. Aun no logró concretar o comenzar con los propósitos de este 2020. Estoy un poco estancanda en el peso, aunque le sigo echando ganitas, lo del divorcio esta parado y no he podido ahorrar nada para el doctorado.Pero lo que realmente me ha agobiado estos meses son cuestiones del corazón. 
Debo decir que casi cada semana me siento triste, dos días, los martes y los domingos. Sí, los días que los niños se van con Antonio. Este año me emocione, creí que todo con A. B. sería miel sobre hojuelas, es cierto que lo empezamos un poco accidentado, pero tenía la certeza que el amor todo lo vence, sin embargo no fue así. 
Los martes se han convertido en días de peleas. celos, enojo, malos entendidos, etc. Si no es de un lado es del otro, y el domingo un poco de añoranza de nostalgia y de depre. 
Y es aquí donde hago una pausa. mi cabeza entiende una cosa y mi corazón siente otra. Es un círculo vicioso pelea- reconciliación. El problema es que las peleas cada vez son más hondas y las reconciliaciones menos dulces. A.B. ha llegado al punto de sentir que me odiara tarde que temprano y yo no pretendo llegar a eso. 
Aunque con Antonio queda claro que solo somos los papás de M.I. y Leo. Él desea estar conmigo, yo deseo estar con A.B. y A.B. me dejo claro que desea estar con otras personas. Así de absurda y extraña es la vida. Quizá siempre perseguimos a alguien con el corazón y la mente y alguien nos persigue a nosotros. El eterno juego. 
Ahora lo escribo muy tranquila y lo miró objetivamente pero he tenido que llorar mucho para llegar a esta paz y estas conclusiones.
Con Antonio hay una cordialidad inexplicable antes los ojos de todos, sobre todo para A.B. que piensa que volveremos a estar juntos. 
Y con A. B. hay una pausa que aunque yo la sugerí no fue mi deseo, sino su necesidad. Ayer mismo salió con alguien, sentí un vuelco en el estómago, pero al final yo acepte que probara. 
Pensando que venimos a este mundo a ser felices y si yo no soy su felicidad tiene el derecho de buscarla en otro lado. 
Si así fuera, esta vez si me voy a tomar un respiro para "mi soledad y yo" como dice Sanz. Tenemos un plazo, el 10 de marzo, para que pruebe lo que tenga que probar  y yo reflexione sobre como enderezar mi corazón  y mi forma de relacionarme emocionalmente. Un día A.B. me dijo que algunas parejas deben estar separadas aunque se amen, si ese es nuestro caso, lo asumiré con tristeza pero con valor. 
Entrada corta, espero tener mejores noticias en la próxima. Saludos y besos a todos. 

jueves, 2 de enero de 2020

Lo que fue el 2019

Un año muy fuerte a nivel emocional, lo comencé sin saber todo lo que el destino me tenía reservado, pero sentía que todo sería diferente. Lo termine muriendo de tristeza.
Enero: Comencé el año de viaje a San Miguel de Allende con mi mejor amiga Bren. Cuando volví me sentí muy fuera de mi, desde que entre a casa y mis hermanos me encargaron que cuidara a sus hijos, tuve que comprarme mi propio pastel de cumpleaños ( yo siempre les compró a todos pero nadie me compra a mi) y Antonio llegó tarde. Sentí que tenía que mover mi vida pero no sabía en que dirección.  
Caminando sin saber a donde 

Febrero: En ese mes decidí que las cosas entre Antonio y yo se tenían que solucionar de una vez por todas, creía que nuestros problemas eran solo sexuales, que yo no era lo suficientemente atractiva y deseable para él, que necesitábamos una segunda luna de miel y hacer el amor mucho. Según mis planes iba a empezar a bajar de peso y comencé a pagar un viaje para Julio. Se lo entregue el 14, le prepare con ayuda de Mario Ivancito una tarjeta que reunía todas nuestras fotografías de vida. Llegó tan tarde y le desagrado tanto la idea del viaje que esa noche lloré en silencio. 
Nuestra última foto juntos solos y es de Marzo de 2018


Marzo: Mes que marcó el transcurso del año. El reto de abundancia que me hacía recitar un decreto "Merezco un buen amor, un amor en abundancia". El amor propio, el creer y sentir que eso era posible, que no tenía que conformarme y que podía ser feliz. En la kermesse del 21 Antonio fue a poner música al salón de Mario Iván, también fue su mamá. Pero aunque me acercaba, él me ignoraba, me sentí como una extraña. Anduve vagando por la escuela porque no encontré a A.B. para contarle lo que sentía. En mi cabeza ese día una dilema surgió ¿Era posible seguir con el?
Leo participó con el musical que yo misma monte "El Rey león"

Abril: Mes de pausa, bonito.  Salí con viejos amigos actores y actrices que no veía hacía mas de una década, Daniel mi amigo más entrañable de esa época me hizo ver que había vivido en una relación muy mala. También comencé a tomarme una tarde a la semana para salir, A.B. me acompañaba. Tuvimos vacaciones, fui a un balneario con amigas ( aun lo eran) y a la feria de San Marcos en Aguascalientes. Allí todo valió madres porque era un viaje que tenía meses planeando con Antonio y a la mera hora no quiso acompañarnos, la pase bebiendo con mis primos y procurando que los niños no me vieran triste y que la familia no me notara aislada. Pero estaba muy decepcionada de que Antonio no pasara tiempo con sus hijos y conmigo. 
Con mis amigos de hace muchos años.

Leo y yo en el balneario El Tepe





 En la feria de noche con mis primos
 Con mis hijitos en la feria de día
En el Cristo Roto, Aguascalientes


Mayo: Ese mes tome una decisión de vida. Mi amigo Agus meses atrás me invitó a su fiesta de cumpleaños. Por supuesto Antonio no fue conmigo, me dijo que invitara a A.B. y así lo hice. Llegue de madrugada porque el lugar estaba lejos. Vi que la televisión estaba encendida pero por mas que le toque la puerta nunca me abrió. Tuve que conseguir ropa de dormir y quedarme en otra habitación. Ahora me cerraba la puerta de mi hogar. Ese detalle que parecía insignificante me empujo a tomar la decisión. Fuimos al parque y le conté como me sentía, le pregunte si quería intentarlo, pero me dijo que ya lo habíamos intentado 10 años. Me sentí bien de haberme desahogado y en ese momento pensé que era lo mejor para ambos. Se fue el 7 de mayo. 
Noche fatídica, fiesta de Agus

Junio: A principios de mes me entere que Antonio seguía con la mujer de hace dos años. Entre en shock , pero ¿Que mas me podía esperar de el? Ya lo había hecho antes, me dolió el engaño, la mentira y la burla. Pero sobre todo el cinismo al hablar de ella, al decir que no significaba nada en su vida, estaba furiosa, con él pero más conmigo por ser tan tonta y confiada. Lo único bueno, el cumple de Mario Ivancito, nuestra vida tenía que continuar. 
Pastel de cumple 9 años


Julio: Mes relajado gracias a las vacaciones, cumple y presentación de Leo, viaje en familia. Sí, ese viaje que sería mi luna de miel. También comencé a cuidar a mi abuela y tenía que irme a Metepec al menos cada quince días. Entre la terapia, las ocupaciones  no había tiempo para tristear.  
 Pastel de cumple 7 años
 Leo y yo en su cumple
Mi hermana Lili y yo en la playa

Agosto: Refugiándome en los viajes, salí con mi familia a un balneario y nos quedamos en el pueblito de Nopala. Era como siempre, yo sola con mis hijos. Regrese a la escuela al nuevo ciclo escolar, con la sorpresa que repetíamos grupo de quinto a sexto, el destino hacía lo suyo. 

Mis niños y yo en Nopala
Septiembre: Debido a la caída que tuve a finales de agosto, ya no pude hacer ejercicio, este mes fue de pausa para mi reto de la pérdida de peso. En eso iba muy bien, creo que mi problema era emocional, tenía un gran vacío y me sentía muy abandonada, poco a poco me fui curando. La compañía de A.B. cuando no estaban los niños ayudaron mucho. 

 La noche del 15 de septiembre en la casa

En el museo del Virreinato
Octubre: Nada claro con el divorcio, tuve un pleito con Antonio porque yo me sentía muy desesperada. Mamá Chelelo se vino a vivir con nosotros, mi rutina y vida de nuevo giraron. La natación la aumente de martes a viernes a las 5 de la mañana, el trabajo, los niños y ahora también cambiar pañal a la abuela. Así que quería irme de casa de mis papás pero para eso necesitaba que él vendiera la casa de Melchor y me diera mi parte. Indecisión aun no clara. Con A.B. un sube y baja, más que una amistad... 
Lo más hermoso de ese mes fue el concierto de The Cure, fui con mi amiga Selene y a pesar que nos perdimos la pase súper emocionada y feliz, de verdad que pensé que no podía ser más dichosa que todo estaba saliendo bien en mi vida. 
Mis niños con su vida lo más normal posible





Noviembre: Pensando, deseando y esperando que el año concluyera con tranquilidad. Logrando la meta de la pérdida de peso, liderando mi grupo de 90 días de abundancia, muchísimo trabajo en la escuelita ( ofrenda, obra de teatro, mañana deportiva, lechita literaria ), organizando el dinero para proyectos del 2020, encontrando una cordialidad con Antonio y una tranquilidad con A.B.
 Lechita literaria
 Listos para pedir dulces

Diciembre: Mes sumamente difícil de encuentros y desencuentros, de crisis y remontadas. Antonio intento un acercamiento, pero en realidad sólo era sexual y no emocional. Saber de su propia boca que sigue con esa persona fue feo para mí porque una cosa era que me contaran que lo vieron con ella y otra que yo viera los mensajes donde le dicen "mi amor". Estamos intentando ser amigos y deseo que encuentre toda la pasión que esta buscando en su pareja a la que no volveré a llamar "cara de sapo" por petición de él. Respecto a mí, A.B. se convirtió en la persona con la que yo creí que podía tener una gran relación debido a todo el amor que es capaz de dar y la forma tan mágica en que me trata, sin embargo tampoco funciono, entre mi inseguridad y sus culpas no logramos continuar lo que bellamente empezó. También tratare de conservar una amistad. Ahora lo expreso tranquila pero para llegar a este punto tuve que pasar fuertes crisis, la peor el 25 de diciembre, literal pensé en morirme, disculpen a mis lectores que preocupe, afortunadamente pensé con claridad y vi a mis hijos que tanto me necesitan, esa estupidez no volverá a pasar por mi cabeza, es una promesa de vida. 
Recibiendo el año 2020
Propósitos:

1. Definir mi situación del divorcio, creo que es el paso que sigue, si Antonio tiene la posibilidad de terminar de pagar la casa, yo no tengo problema que se quede allí a vivir y estipular que este a nombre de los niños. 
2. De los 25 kilos planeados para bajar, he perdido casi 20, así  que este año pretendo perder no sólo 5 sino 10. Creo que voy por buen camino, continuar con el ejercicio y la buena alimentación.  
3.Salir, viajar, divertirme. 
4. Vivir en abundancia como lo he logrado este año con hábitos de calidad  y prosperidad nuevos. 
5. Este año pretendo pagar $50,000 que debo para obtener mi doctorado. Será difícil pero no imposible, comenzare a trabajar los sábados para tener otra entrada de dinero.
6. El más importante y difícil, "aceptar, soltar y sanar" todo lo que no es para mí. Dejar de aferrarme, valorarme, amarme y aprender a estar sola.  
7. Procurar mi bienestar físico, material y emocional. 

Hasta aquí mi recuento, gracias por leerme. Espero que este año 2020 tenga muchas sorpresas bellas para ustedes. 
Por todo lo que fue, gracias, a todo lo que vendrá sí. 

miércoles, 25 de diciembre de 2019

Los últimos planes

La navidad no es un buen día para morir, pero ¿cuál día lo es?
Miró tiernamente como sus pequeños se colocaban las suaves pijamas de franela y se despidió de ellos como todas las noches, un beso en la mejilla y otro en la frente. Rezaron al ángel de la guardia y les dijo que los amaba con todo su corazón. 
Aguardo pacientemente a que todos en la casa durmieran, era una casa con demasiados inquilinos, el hermano, los padres, la abuela y solían apagar las luces tardes, pero cuando se ha esperado tanto tiempo se puede esperar un poco más, su cumpleaños estaba cerca, tal vez podía esperar un par de días más, pero no podía pasar mucho tiempo, no hay plazo que no se cumpla. 
Era mejor que estuviera sola, muchas personas podían rescatarla, era impulsiva pero había aprendido la lección, esta vez no podía serlo, si algo fallaba podía convertirse en una carga para sus hijos y esa era su peor pesadilla. 
Así que estaría sola, iba a conducir, era pésima conductora así que sería sencillo. Todas las mañanas pasaba por un puente cerca de su casa, siempre sentía vértigo, temía distraerse y girar el volante de mas y que sus niños sufrieran una caída mortal. Por eso los pequeños tenían que estar en casa protegidos, dormidos. Su papá se encargaría después de borrar el buen recuerdo de ella, haría que la odiaran, les recordaría todas las veces que los trato mal y los hirió, así podrían superarlo más rápido y quizá hasta les conseguiría una nueva mamá. 
Sólo deseaba que la caída al vacío fuera eficaz, tenía que ser un golpe certero, al otro día dirían en el noticiero "En la madrugada del día de hoy una mujer perdió el control de su automóvil y cayó al vacío "
Solo dos personas sabrían que no fue un acto aleatorio, sino premeditado, las dos más importantes después de sus hijos, las personas que le habían roto el corazón muchas veces y que de algún modo le hicieron saber que no les importaba. 
Entonces ella dejo de importarse también, se dio cuenta que no había avanzado nada, era la misma adolescente que 25 años atrás estaba en su pequeña habitación revolviendo veneno con jugo y que al momento que iba a beberlo, se le deslizo por las manos y luego solo soltó a llorar. El segundo intento fue más patético aun, tomó la filosa navaja que había estado guardada entre su ropa por mucho tiempo, después fingió que se metía a bañar, con todo y ropa, las lágrimas se confundirían con el agua. 
Primero midió la vena, sintió el filito, lo recargo y cuando estaba a punto de clavarlo su amiga abrió la puerta, pero ¿cómo paso eso? nadie lo sabía, le dijo que sólo sintió que algo andaba mal y que tenía que correr a verla. Con lentitud le quito la navaja de entre las manos y la abrazo, cerro la llave y la saco del baño. Ya en su cuarto lloraron juntas por la desgraciada vida de ambas. 
¿Un arma? no tenía y era difícil conseguirla, igual que las drogas, tal vez una sobredosis, pero no tenía ya los contactos. Además muchas noches soñó que se volcaba en un auto, ese era el destino seguro después de dos intentos fallidos, bien dicen que la tercera es la vencida. 
¿Los motivos? Todo y nada. La forma en que había conducido su vida, las depresiones constantes, la infelicidad e insatisfacción, los fracasos, su incapacidad para relacionarse sanamente con los demás, sus arranques de ira, sus impulsos y errores que dañaban a terceros, pero lo que la llevo a por fin tomar la decisión fueron los acontecimientos de esa navidad. 
El rechazo, el dolor de ver todo perdido, el darse cuenta que por más esfuerzos que hiciera nunca sería un ser amado, su manera de lastimar a las personas más preciadas de su vida. 
Alguna vez ella le dijo que nadie era indispensable, era real. Todos se sorprenderían,      "pero si se le veía tan bien", "últimamente estaba radiante", "siempre se le veía tranquila", "era pura buena onda hasta mandaba bendiciones", "impactó positivamente en mi vida". Todo era una farsa, sólo ella sabía el infierno que sentía en ese momento en su interior. Le habían dicho que no llenara su vaso con una sola persona, ahora el vaso estaba vacío. 
¿Que tal el día de su cumpleaños? ¿Ese es un buen día para morir?