Google+ Followers

lunes, 6 de abril de 2015

Pseudo vacaciones

Estoy a la mitad de las vacaciones y algunos planes que tenía como hacer mucho ejercicio y salir a nadar con los niños se han aplazado; sin embargo la he pasado muy bien. Aquí va el breve recuento. 
Lunes: Perder el día en el banco cobrando el dinero de mi quincena.

Martes: Pelis con los niños

Miércoles: Lavar ropa y esos tres días me levante temprano para ir a correr. En la noche me fui a mi casa con mis niños y con Antonio. 

Jueves: Feliz ya en mi casa, hice super y luego fui a comer unas mojarras buenísimas a casa de Yeya ( jaja sí volví al otro día de que me fuí, pero sólo porque las mojarras me encantan)
En la noche, lo mejor, Antonio me hizo una cena romántica que no esperaba, dormimos a los niños y eso que costo trabajo porque no están acostumbrados  a dormir solos en su cuarto, finalmente toda la semana estamos con Yeya y compartimos cuarto. Bueno el caso es que por fin se durmieron y Antonio se bajo, así que creí que necesitaba ayuda para algo, baje con mis tacones y mi vestido que le había prometido que usaría en vacaciones. Y allí estaba el video de Trilogy de The Cure, que veíamos cuando eramos novios, una gran vela encendida en una mesa de centro improvisada con botanas riquísimas, pedazos de pechuga a la diabla y rancheritos con salsa. él tomaba cerveza y a mí me hizo una piña colada deliciosa. Platicamos comimos, vimos el video y nos amamos como locos en el sillón, y aun más excitante ( para mí) es que mi puerta da directo a la calle porque aun no tengo reja y tiene pequeñas ventanitas, ¿que tal que nos veían?. Pero de que la pase genial no hay duda, adoro esas pequeñas sorpresas que hacen que nuestra relación siga  adelante. 


Viernes: No circulábamos así que no salimos de la casa. Antonio aprovecho para cortar el pasto y yo hice algo de aseo, pero sobre todo me dedique al entrenamiento de Leo para que deje el pañal, así que lave tantos calzoncillos que me quedaron doliendo los brazos y las piernas ( por el ejercicio repentino de toda la semana).

Sábado: Teníamos la invitación para ir a casa de Lili a una alberca que puso, pero el día se nos fue limpiando, Antonio cocinando y los niños jugando. Por la noche improvisamos un campamento para Mario Iván, en su cuarto, con una fogata de luces led. Toda la familia nos metimos y me alegro que al menos de vez en cuando hagamos este tipo de actividades. 

Domingo: Bueno el encanto y los días de descanso de Antonio se acababan, así que desayunamos, dejamos la casa arreglada y volvimos a casa de Yeya, Había mucha gente, mis hermanos, los niños y todo el rollo, comimos y en la noche cerramos con broche de oro la semana. Fuimos a ver rápido y furioso 7, me divertí mucho y volví a mi realidad a casa de Yeya, mi cama individual compartida con Antonio pero no me importa porque igual dormimos abrazados. 

6 comentarios:

Mario Avellaneda dijo...

Un aplauso por tu blog Eres una maravilla

Julia L. Pomposo dijo...

Bueno, pues gracias por compartir tus vacaciones con todos nosotros.
Las cosas más sencillas y cotidianas se convierten en algo maravilloso si en ellas interviene el amor.
Felicidades por tu encantadora familia.

Marina Fligueira dijo...

¡¡¡Hola wapa!!!

¡Gracias por darme la oportunidad de conocerte un poquito y alegrarme un montón! Por todas esa cosas que compartís entre pareja e hijos.
Te dejo mi felicitación y mi estima.
No te imaginas cuanto me agrada tu blog, e igualmente tu persona tu sincerada, que no hay mucho de eso, más bien hay hipocresía... Gracias mil veces.

Aunque estoy de descanso no podría pasar sin venir a tu casa virtual.

Un abrazo y se muy muy feliz.

llorenç Gimenez dijo...

Buena crónica, del diario de unas vacaciones, que ya se sabe son buenas cuando los pequeños detalles se hacen grandes placeres...
Un abrazo.... Jova.

RECOMENZAR dijo...

Me encanta como escribis lo que te pasa Tienes un blog totalmente diferente
Herosamente cotidiano

TORO SALVAJE dijo...

:)

Parece que todo te va bien.
Me alegro mucho Jova.

Besos.