Google+ Followers

lunes, 27 de junio de 2016

Escribiendo una carta que nunca mande...

Querido Andy:
En noches como estas y días como hoy, pienso en ti, en lo que nunca fue y en como te reencontre gracias al internet. Pude ver tu vida ( al menos la artística) de aquellos años que no volviste a mi país. Y yo mientras tanto deje de escucharte, de verte y de interesarme, porque estaba en una etapa de mi vida en que los sueños de la juventud se van alejando y llega la vida adulta. Pero cuando estabilice esa vida adulta, pude hacer un alto y volver a verte y permitirme soñar de nuevo. 
Con los sueños volvió la obsesión. las redes y los videos son buenos para eso, escucharte, verte, buscarte todos los días y ver un rayo de sol en mi ventana. 
El tiempo pasa, un, dos, tres... una década , así de pronto, cerca de los cuarenta, tu y yo,  pensando que tienes el mismo vacío que yo tengo. 
La fantasía llega, aquellos momentos en que no debo concentrarme en nada y estoy sola conmigo, pongo a mi mente a viajar, mientras corro fuertemente, trato de no pensar en el cansancio y el dolor, así que pienso en ti, dirían algunos psicólogos: busca tu espacio feliz, tu eres mi espacio feliz. 
En esos sueños, emprendo un viaje, terminando con todas las decepciones del corazón, un viaje que parece tan real porque llevo a mis dos pequeños conmigo, un viaje a tu playa y por fin después de tantos  largos años nos encontramos, llenamos nuestros vacíos. Porque se que tienes este mismo dolor en el pecho. Lo se porque no me dejas ver tus ojos, siempre los cubres con gafas que esconden una mirada triste, esa que solo puede ser provocada por la soledad. 
También me siento sola, no lo estoy, estoy rodeada de gente, de alguien que dice amarme, pero la verdad es que en noches como esta, me siento muy sola, igual que tu. 



8 comentarios:

llorenç Gimenez dijo...

Hola Jova.. Encuentros y desencuentros, el destino junta y separa, pero los sentidos no se olvidan..

Mi Álter Ego dijo...

Hay veces en que podemos sentirnos muy solos pese a estar rodeados de gente. Pero siempre hay alguien que está pensando en nosotros. Un besote!!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La soledad es una especie extraña. Se está solo, estando acompañado; y viene la nostalgia por alguien que laguna vez fue en nuestras vidas, y a pesar de los nuevos sentimientos y amores, vuelve cuando nos sentimos solos. UN abrazop. Carlos

la MaLquEridA dijo...

Anoche cuando leí tu comentario quise escribirte pero la computadora estaba ocupada.
Pensé en todo lo que me hubiera gustado decirte para consolar un poco tus letras tristes. Como no podía caminar hice lo que hace Natalia. Le reza a un ángel imaginario. Eso hice. Ayuda a Jova por favor, dije en mi mente.

Puede que eso no te haya ayudado pero en el fondo de mi corazón deseo te encuentres mejor ahora.

Un abrazo fuerte.

Jova dijo...

Si me ayudaste mucho hermosa. Gracias. Si llegaron tus plegarias.

Jova dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Liliana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TORO SALVAJE dijo...

Escribiendo a corazón abierto.
La vida real y la que pudo haber sido.
Duele eh...

Besos.