Google+ Followers

sábado, 17 de mayo de 2014

Un bajón, el primero de muchos.

Voy llegando de mi casa, sólo me acompaño mi mamá porque a los niños se los llevó Mario, si Mario ya no es fla, la verdad es que esta semana hable con mi viejo amigo Josué y él siempre se ha caracterizado por su sinceridad cruel y me hizo ver cosas que hasta ahora yo no había querido. La verdad es que no se que diablos estoy esperando para pedirle el divorcio y aunque dice la psicológa que lo más importante es el divorcio mental, para mí el papel tiene un gran significado porque representa una barrera para que yo volviera con él o para que él quizá me lo pida. Pero la realidad es que el no me quiere y me lo dijo, no tengo porque pensar en su regreso.
Bueno el caso es que me senté en el comedor de mi casa y me sentía rodeada de recuerdos, vi mi vida en familia desde la mañana hasta la noche. Recordé a los niños corriendo hacia el jardín en las mañanas a fla preparando el desayuno y luego los dos sentados en ese comedor haciendo planes para nuestro día. Saliendo a pasear, regresando a esa misma casa con una película o una botana o los ingredientes para que me preparara una rica comida y los niños jugando y después de comer y lavar trastes todos subirnos a ver tele a compartir tiempo. No pude evitar llorar y sentía que por más que lloraba la tristeza seguía allí. 
Y vuelvo al tema del divorcio porque quizá me convenga que se venda esa casa y empezar de nuevo en otro lugar que este vacío de recuerdos, un lugar nuevo en el que mis hijos y yo tengamos un principio. 
También con el divorcio quedarán estipulados los horarios en que él vendrá a verlos y el dinero que tiene que dar porque hoy fue el primer día que falló con eso y la verdad es que yo tampoco ando bien en esa parte, así que necesito que me lo de.
Lo peor de toda esta historia es que he vuelto a llorar, tenía días sin necesitarlo pero hoy otra vez recaí, cuando estaba sentada allí en mi casa tuve el deseo de regresar el tiempo, de que nada hubiera pasado y estar allí con mi familia, con él, con mis hijos. Me reprocho mucho ponerme así, pensar que este es un bajón de muchos que vienen. Y me molesto porque estoy tratando de salir, esta semana tuve mi primera clase de manejo, mi segunda sesión con la psicóloga, me fui a correr,  me levante temprano a limpiar la casa, estoy tratando de ocuparme para salir adelante pero todos los esfuerzos parecen en vano.

6 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El tiempo sutura...y le ocuparse, ya lo verás llenará el vacío de la ausencia sentimental. Un abrazo. Carlos

la MaLquEridA dijo...

No es en vano, tarda pero se cura. Si puedes cambiarte de casa hazlo, deja todo lo que te recuerde a el, inicia una nueva vida con tus hijos, hazlo es muy buena idea. Por los bajones no te preocupes, la vida es así, por lo menos no estas metida en el hoyo todo el tiempo y eso es muy requetebueno.

Abrazos fuertes.

Susana Moreno dijo...

Ánimo. Ya has pasado lo peor. Un beso.

Cecy dijo...

Llora todo lo que tengas que llorar, hasta que no quede un lagrima, que es la que se llevara los dolores, y sigue haciendo cosas por ti, que eso te ayudara, no hay magia en esto, es el tiempo, y el tiempo que ocupes en tu bienestar.

Un gran abrazo:)

TORO SALVAJE dijo...

De todo se sale.
Es cuestión de tiempo. Sé que ahora te parece imposible pero no lo es.
Saldrás adelante.
Seguro.

Besos.

Gloria dijo...

No te preocupes que solo es cuestión de tiempo y nuevas costumbres para que todo vuelva a coger sentido, un sentido que solo tú puedes darle a una vida que ha sufrido un punto y aparte.
Aquí estoy de nuevas en tu espacio para apoyarte en este nuevo periodo, haces bien en escribir todo aquello que rejonea por tu cabeza quizás en las leras puedas encontrar alguna solución que te ayude a conseguirlo.
Saludos dese Tenerife-Canarias-España y cuando quieras te das un salto a mi isla y descubres nuevas cosas.
Besos esperanzadores.