Google+ Followers

lunes, 13 de enero de 2014

Lo difícil de los propósitos

Mejor les voy a llamar decisiones, pero es muy complicado o al menos en mi caso. Bueno por lo pronto, la primera decisión fue aprender a conducir pero fla no me soltará el carro hasta que no tenga licencia. Así que esta quincena tendré que guardar para eso. Luego si he escrito en el blog y también lo de escribir se aplica a la tesis doctoral. Así que hice un plan y cada día voy a escribir un poco para tratar de entregar el 22 el trabajo que pidió el asesor. Y lo del peso, pos ya fui con Patty, mi cuñada y nutrióloga, y pos nada que tengo que bajar 25 kilos y mi meta es lograrlo de aquí al 6 de julio de 2015 que es la presentación de Leo. Y además de la dieta haré un poco de ejercicio aunque sea en video.
Las deudas pues ni hablar, en la mañana le dije a fla que su tarjeta mejor no se pagara porque al paso que voy abonando $2500 quincenales, me va a llevar todo el año y no se si salga. Pero se me puso rudo y me dijo que cumpla lo acordado, así que ni modo. Y pues esto afecta la decisión de poner barda a mi casa y dejarme de estar peleando con las cacas de perros y basuras de los vecinos, además de que vengan a tocar hasta la puerta de mi casa. Pues si pago deudas no tendré dinero para pagar eso. Bueno poco a poco  y día con día. Por lo pronto la licencia de conducir.

4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Lo mejor de los propósitos es no hacerlos je.

Por primera vez en mi vida me pongo de propósito aprender a tocar mi guitarra y cuando voy a inscribirme el maestro ya no vive ahí, ¡Muero! ¿Así como si no hay ninguno mas cerca?

¡Muero dos veces!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

NO hay que marcarse propósitos. Ellos llegan, Un abrazo. Carlos

susana dijo...

Suerte con tus propósitos. Un beso.

Cecy dijo...

Paso a paso se va lontano, decía mi abuela.

A propósitos de propósitos.

Un abrazo ;)