Google+ Followers

lunes, 10 de agosto de 2009

Una joven pareja


Salió de la habitación con un enojo que escondía muy bien. no tenía el ceño fruncido y sus modales fueron los adecuados con una familia tan educada. Pero ella lo conocía perfectamente, sabía que algo le había molestado. Pero ¿qué era ese algo? Podía ser todo y nada. Anav tampoco estaba bien. Una sensación de desconcierto la embargaba. Ni siquiera el paquete de nueces que comía desesperadamente podía borrar la incertidumbre. A veces estaba segura que Leo la abandonaría. Otras ocasiones se veía a si misma abandonando esa relación de casi tres navidades. Él le gustaba y aun la hacía sentir esa vibración en todo su cuerpo. Pero en los últimos días que habían pasado mucho tiempo juntos, su ser exigía más. No podía continuar con pequeños manoseos detrás de las paredes. El amor no se puede ocultar por mucho tiempo. Anav lo sabía y por eso buscaba una cama de rosas para disfrutar de su amor. Sin embargo a Leo le excitaban esas demostraciones fugaces de deseo. Y se estaba cansando de los continuos rechazos de Anav.

3 comentarios:

Zully Ellyane dijo...

no entendi =s

Vizarro Man dijo...

por fin si o no????, no entendi ni maiz, pero dejo un saludo!!!!


tambien dejo mi linko!!!!!!!!!!

http://krwel.vyzarro.com

Angeles dijo...

..y así se van conociendo...cada uno tiene que cambiar un poquito sin dejar de ser.
El arte de amar, ni más ni menos. Un hermoso desafío, que vale la pena.
Besos:)