Google+ Followers

domingo, 19 de febrero de 2017

Frijoles pero juntos, a carne pero solos

La vida esta marcada por oportunidades, riesgos e incluso sacrificios y yo las he tenido de todas. 
Cuando salí de la universidad decidí darme un tiempo, al menos hasta que concluyera el 2002 para hacer mi tesis y mientras tanto comencé un diplomado de museografía en el Colegio de San Idelfonso. No pasaron muchos meses y un día tocaron a mi puerta -Hola,( era mi vecina) dice Jaimito ( mi hermano) que tu eres antropóloga, o algo así.- Bueno soy historiadora...-¿Quieres trabajar en la escuela de la esquina?. Esa fue mi primera oportunidad, a mi si me tocaron a mi puerta para ofrecerme trabajo y mi vida cambio de rumbo para siempre hacia la docencia y no hacia los museos como inicialmente lo deseaba. Comencé en el Carl Rogers, porque aunque me pagaban poco no gastaba en pasajes ni comida y tenía las tardes libres.  Al año me despidieron, y al siguiente me volvieron a llamar.
Aquí con alumnos del Carl Rogers

En el año que me despidieron del Rogers labore como empleada de pirateria y me llamarom de  Canvi de Vent, estaba en Tepojaco pero acomode las cosas para estar en ambas escuelas.Y así encontraba zona de confort pero los cambios siguieron. Cerraron Canvi después de tres años y ahora yo busque las oportunidades, porque para entonces ya había logrado titularme. 
Aquí con alumnos de Canvi
Encontre el Colegio Don Bosco y por las tardes a la universidad mexicana. Al año de trabajar en Don Bosco me despidieron pero mi jefe me busco una oportunidad en la UVM de Lomas y si me quitaba un poco de confort porque era muy lejos pero me aventé. 
Con unas niñas de la UNIMEX

Con alumnitos de la UVM


La siguiente oportunidad la tuve cuando mi amigo Daniel me dijo de unas clases en el politécnico, también tenía sus inconvenientes porque salía muy tarde y estaba muy lejos aun así por un semestre lo tomé. 
Con unas niñas del POLI
Luego una alumna de UNIMEX me dijo que su esposo trabajaba en INDO y que necesitaban una maestra de historia y entonces me organice para poder laborar allí. 
Finalmente estaba en el INDO y la UVM en las mañanas y de nuevo me sentía muy bien, en una zona de confort, salía a las 2 o 3 y llegaba perfecto para cuidar a mi bebé Mario Iván toda la tarde. Y entonces llegó la oportunidad de mi vida. Mi tía Eva había conseguido un interinato en primaria en gobierno porque un amigo de ella estaba en el sindicato. Bueno me resistí tanto, dije ¿yo? ¿en primaria? como puede ser eso, jamás he dado clases allí. No, no, no. La verdad mi tía insistió tanto y suele persuadirte, así que acepté. El primer año fue difícil, sobre todo porque me embarace de Leo e iba de una escuela a otra. En las prepas en la mañana y en la primaria en la tarde. 
Aquí yo en mis pininos de maestra de primaria. 
A los dos años ya había dejado las dos prepas y conseguí mi cambio en las mañanas, así que todo genial, horario de 8 a 1, a la misma hora de mis hijos en la escuela y por las tardes, mamá y ama de casa. 
Mis alumnos en la actualidad
Y así he estado hasta ayer. Me llamó de nuevo Eva que hay una posible plaza. Se trata de seguir con mi plaza de profesor titulado pero sin estar frente a grupo y me añadarían la de asesor metodológico. Un asesor metodológico se encarga de apoyar a los profesores y visita varias escuelas o bien apoya en la supervisión. 
Contras.Tendría que ampliar mi horario de 9 a 6 y cambiarme de nivel porque ahora estaría en preescolar. Pues sigo en la disyuntiva porque tendría que dejar a los niños encargados de nuevo. 
Pros. Esta en una colonia que se llama Urbi Quinta, muy cerca de mi escuela actual, así que no tendría que cambiar a Mario Iván. Podría ir a dejarlo y a recogerlo, quizá tenerlo un rato en el trabajo (eso se tendría que negociar con mi jefa, que por cierto fue mi maestra de preescolar y nos tenemos aprecio) para hacer las tareas y después tomar mi hora de comida para llevarlo a casa de Yeya. Lili los llevaría al tae kwon do, si todo sale así solo lo dejaría como una hora, a Leo si más pero solo mientras entra a la primaria. 
Es subir en el organigrama, y ya no trataría con padres de familia, ni ser evaluada como maestra, ni calificar, ni nada de esa carga, serían ahora responsabilidades administrativas. 
Y lo mejor, mi sueldo se doblaría. 
El problema es que Antonio me dijo esta frase- Los niños mejor frijoles pero juntos que carne pero solos. 
Y eso me pesa un poco porque se refiere a que es mejor darle a los niños más tiempo con poco dinero que más dinero con poco tiempo. 
Sin embargo con una entrada mayor de dinero, mis metas de casa y carro se verían cumplidas. 
Claro, depende de mi organización. Por lo pronto y si algún valiente sigue leyendo, acepto consejos y sugerencias, es más los necesito. Gracias, bonito domingo para todos. 

6 comentarios:

llorenç Gimenez dijo...

Hola Jova.. Pues una vida azarosa pero aprovechadita.. que te sugiero, que te hagas política, son los que mas ganan y los que menos trabajan..jeje..
Un abrazo..

Mi Álter Ego dijo...

Pues no sé qué decirte. Creo que es una decisión que sólo puedes tomar tú. a lo mejor te viene bien hacer una lista con los pros y los contras o directamente ver qué es lo que te dicta el corazón. Besotes!!!

TORO SALVAJE dijo...

Piensa en tu futuro.
Tus hijos crecerán y se independizarán...
Piensa si ese trabajo te facilitará tener un mejor futuro.
Tú eres importante también.

Besos.

Liliana dijo...

Pienso igual que Toro, piensa en el futuro, porque te encontrarás con lo que tú hayas trabajado, nadie lo hará por ti, aunque tu compañero te tenga asegurado un buen futuro, nadie lo tenemos comprado, es mejor hacerlo uno y Dios dirá....

Suerte y felicidades!!!

Besos =)))

RECOMENZAR dijo...

me gusta lo que cuentas es ameno y divertido

ANNA dijo...

Gracias por pasar por mi blog espero que regreses pronto
besicos