Google+ Followers

jueves, 25 de agosto de 2011

El camino a la felicidad


El camino a la felicidad no es recto.
Existen curvas llamadas EQUIVOCACIONES, semáforos llamados AMIGOS, luces de precaución llamadas FAMILIA.
Pero todo se logra si tienes:
Una llanta de repuesto llamada DECISIÓN,
un potente motor llamado AMOR,
un buen seguro llamado FE,
abundante combustible llamado PACIENCIA,
pero sobre todo un expeto conductor llamado DIOS.
P.D. El camino de mi felicidad son mis niños, que gracias a Dios ya cumplieron un añote.

4 comentarios:

Jo dijo...

y pensar que otros llaman felicidad a otra serie de menudencias...
cuando a veces en la antesala de espera
ahi esta
y la puedes tocar
o ver reir
o correr...

antes que eso pase yo ya naci, crecí pero aun pienso en si me voy a reproducir (para como esta el mundo)

pero eso si
practicar practicar
jaja
por lo pronto para tener tantita felicidad


;)

*abrazo*

Cecy dijo...

amiga, ya un año? como pasa el tiempo...eso da cuenta que estamos viviendo y que todo se va acomodando con las bellas maneras de este conductor experto, y la vida nos enseña y nos da de beber ese amor, paciencia.

Un abrazo grande.
Bellos, bellos los niños.

TORO SALVAJE dijo...

Tus niños seguro que te ayudan a llegar a la felicidad.

:)

Saludos.

Blá. dijo...

UN año????? Qué hermoso, felicitaciones y que la felicidad siga viviendo en ti. Porque la felicidad es eso, amor, y no zonzeras superfluas. Muchos saludos.