Google+ Followers

sábado, 8 de agosto de 2015

Gargamel y otras situaciones....

Cuando era niña y veía los pitufos me gustaba la frase que les decía Gargamel a los pitufos " Los atrapare. Aunque sea lo último que haga, lo último que haga". Y los pitufos malvados ( dice la leyenda que lo son) siempre le daban la vuelta. 

Ahora lo estoy aplicando porque tengo una maldición como la de Gargamel, sólo que a mí me invaden los insectos. Primero en casa de Yeya, cuando se cambió el piso los albañiles descubrieron que abajo de la casa vivía toda la aldea de cucarachas. Vinieron a fumigar pero parece que nada funcionó, también esta la separación pequeña entre la casa de la vecina y allí parece que también viven, así que se van un tiempo pero regresan las muy malditas, ahora son más pequeñas pero igual de asquerosas.

Total que me fui a mi casa y desaparecieron las cucarachas pero ahora me enfrente a las hormigas, cortaron el pasto de enfrente y cuando Antonio echo agua descubrimos que había dos hormigueros y salieron disparadas, también entran por atrás y por la casa de a lado que esta vacía. Oh por Dios. Antonio decidió atacarlas con raid y baygon pero lo único que he conseguido es que mis pulmones sufran y no poder dormir por las noches por el olor. Además de las plaquitas ( que también huelen) que ponemos en las noches contra los mosquitos. Lo lamento más por los niños es como si los envenenara lentamente, además del repelente que tienen que usar en la piel. Y lo peor es que las desgraciadas hormigas atacan la comida, especialmente la de los niños, tuve que tirar mi bolsita de dulces que uso como premios y dos cajas de cereal prácticamente nuevas. Odio a las hormigas, que desaparecen un día y vuelven al siguiente. 

Y como dije antes, el insecticida ha empeorado mi alergía  por lo que enferme de mocos y tos y por las noches siento que el pecho me duele, y cuando hago ejercicio peor. 
Por cierto en lo del ejercicio sigo bien, con la caminadora en casa. En la comida no había avanzado mucho, y me sentí mal que los niños comieran puras cosas rápidas, incluso un día mi mamá me mando con Antonio un platillo que me gusta "huatzontles con mole".


Y aunque estaban deliciosos,  no puedo seguir así dependiendo. 

Aquí lo que quedó de los huatzontles.

Así que  me atreví e hice mi primer platillo, se llama "chaude de elote" es un caldo de pollo con crema, elote y mucho ajo ( yo le agregue apio a la receta). Antonio me dio mi primera clase el domingo pasado y me sentí bien cuando descubrí que el sabor era rico y no murió nadie, lo acompañe con agua de sandía. 


Y bueno ya no estoy todos los días en mi casa porque esta semana tuve que ir a un curso muy "basura" pero obligatorio, era para enseñarme a usar una tableta, porque ahora los niños de quinto y sexto de primaria usaran tabletas y los maestros tenemos que enseñarles también con esta herramienta ( la verdad es que los estudiantes me  enseñaran a mí jaja).Es un reto, a ver como me va.
Pero la próxima semana aun tengo lunes, martes y miércoles libres, así que los voy a disfrutar, mis niños y yo estamos muy bien y felices en casa y parece que Antonio también porque accedió a regresar todos los días después del trabajo, o sea, lo normal. 


Bueno aquí mis niños felices y si ellos sonríen yo también, aunque odie a las hormigas. Pero como dice Gargamel "Las atrapare, aunque sea lo úlitmo que haga, lo último que haga". ( se aceptan sugerencias de remedios contra las hormigas). Un beso.