Google+ Followers

viernes, 29 de julio de 2016

Crónica de vacaciones de verano 2

Día 5: el martes ( como todos mis amigos del blogs lo pronosticaron) Mario Ivan estuvo mucho mejor. Así que salimos al centro comercial. Comida, cine y súper. Rico.
Día 6: me fui a correr por la mañana, la madre naturaleza me regalo una mañana nublada y fui muy feliz. Por la tarde fui con los niños a la alberca y estuvimos solitos muy a gusto.
Día 7: ayer volvimos a ir al super y por la tarde a la alberca. Esta vez si hubo otros niños, Leo se lanzo clavados y Mario Ivan hizo una amiga que nos invito a cenar pizza.
Día 8: después de correr cuatro días consecutivos. Quiero quedarme a vivir aquí jaja. La humedad hace que mi resistencia sea mas bueno y el aire es tibio y limpio. Lo mejor es el paisaje: palmeras, ruiditos de aves y uno que otro iguanon que pasa corriendo. Fuimos a la alberca después de desayunar y en cuanto reposemos volveremos pues se nos terminan los días por acá. Saludos playeros.

lunes, 25 de julio de 2016

Crónica de vacaciones de veranoQ

Con todo y que tenía poco dinero decidí que era importante para los niños y para  mí.
Día 1: El viernes fue puro autobús de 12:50 a 7:30. película de Cantinflas, documental de la bomba atómica y de animales, un sandiwch y dos niños desesperados. Nada que no pudiera soportar.
Día 2: playita y en ella una cabaña en la que me dieron un masaje de relajación profunda. Lo mejor en la cabeza con una especie de arañita. Todo el cuerpo se me estremeció. El mar tranquilo y el agua calientita.
Día 3: otra vez playita, botanas, piña colada y sol demasiado. Tanto que mi Mario Ivan tuvo fiebre en la noche.
Día 4: hoy. Debido a la fiebre de mi niño, decidimos no salir de casa de los abuelos. Un poco aburridos y con un calor del demonio. Pero mañana sera un día más divertido. Seguro que si.

lunes, 18 de julio de 2016

El primer escalón académico

Hola, feliz?, si. Porque mi niño Mario Iván ha concluido el preescolar y quiero aprovechar para hacer un breve recuento y quizá algún día se lo comparta. 
Al preescolar llegan siendo casi bebés y salen siendo niños. Cuando hace tres años llegó era un niño tímido y bastante pasivo, no digo que ahora sea el alma de las fiestas pero siento que al menos ya platica un poco más. 

De Woody

De Francisco I. Madero
De los 70´s 

Tuve que escapar del trabajo para poder estar con él, aplique la de "mas vale pedir perdón que permiso" jeje y no me arrepiento porque pude ver todo . 
Y cuando dijeron su nombre, casi lloró, me emocione mucho porque me imagine que así será siempre, mi niño llegará muy lejos. 
Por la tarde fuimos a celebrar a Perimágico, por cierto creo que fue la decisión más acertada que allí celebraran los niños porque todos sus compañeros estuvieron loquillos en los juegos.