Google+ Followers

miércoles, 27 de mayo de 2015

Destetada, jodida, encabronada, madreada y demás adjetivos feos.

Con audífonos y música suave de Enya, como si así me pudiera escapar de la realidad, pero se que no que nunca podremos hacerlo, siempre vuelve. 

Estoy destetada y ya era tiempo, sólo que me ha venido muy mal. Mi papá siempre fue mi salvador, en lana, en apuros, en todo. Me llevaba al trabajo, vivo en su casa, pero él pagaba todos los gastos, digamos que yo sólo me hacía cargo de los desayunos, lunch y cenas. Además de mis objetos personales y los de mi familia. Todo lo demás él y claro que no estaba bien. Ya de por sí es infernal que viva aquí y todo porque mi casa esta muy lejos y Antonio sale tarde y no tenemos como movernos y sólo vamos los fines de semana y cada vez menos, bla, bla, bla, el caso es que soy una "arrimada" con todo y mis hijos y mi marido. La primera destetada es que mi papá ya no me lleva al trabajo y me tengo que levantar más temprano y viajar en transporte público para poder llegar. Segunda destetada, Hace una semana mas o menos, mi papá nos dijo que tiene muchos problemas económicos, así que la beneficencia se había terminado, nos dijo a mi hermana ( que también se la vive aquí) y a mi que nos hiciéramos cargo de la comida. Yo le sugerí que se vaya a su casa y haga comida para sus dos hijos, su esposo y ella, y pues yo ya me hacía bolas con mis hijos, esposo, mi mamá, mi hermano soltero y YO.  Bueno total que dijo que una semana ella se hacía cargo y otra yo, Así andamos, esta semana yo aporte el dinero para la comida de todos y la semana pasada ella. Y bueno si agrego que mis hijos son muy chocosos para comer, pues la cosa se pone peor. 

Esto me lleva al segundo problema "LA JODIDEZ". Pues fue un mal momento para destetarme, tengo encima la fiesta de los niños ( es el 11 de julio) y aun debo, más mis tarjetas, un préstamo que saque en el banco para mi papá y no ha pagado, así que ahora me toca a mi, y por supuesto los gastos corrientes de doctor, pasajes, super, etc. Añadido a la situación laboral difícil de Antonio, en espera de un puesto, pero por lo pronto no puede apoyarme porque esta a prueba en una sucursal lejana con un sueldo que no refleja su trabajo. ( digamos que él tiene sus propios problemas). Y ser jodida me pone de malas porque trabajo duro y ni siquiera tengo un patrimonio, y eso me lleva a lo tercero.

 El ENCABRONAMIENTO. 
Y este es el peor porque no aguanto a mis niños, no les tengo paciencia, los berrinches diarios de Mario Iván se vuelven insoportables, y se que el niño los hace más porque yo a su vez no le tengo paciencia y es un cuento de nunca acabar. El cotorreo de Leo también me enoja y ya hasta he contemplado solucionar todo a nalgadas, aunque Antonio y yo tenemos el acuerdo de que no lo haríamos así. Pero de verdad es como si todo el estrés se me acumulará en la cabeza y me fuera a estallar y ante el mínimo problema se me desbordara la ira. 

Y ya para acabarla de amolar ( para todos aquellos valientes que aun siguen leyendo mi porquería mal vibra) el lunes me caí cuando fui a correr, o sea, ¿que malvado adolescente vándalo hijo de puta destruyo el piso de los juegos?, por allí corrí y como estaba levantado y no voy corriendo viendo el piso pues tropecé y mis pies se hicieron bolas. Tremendo madrazo, lo único rescatable fue que caí en esa área que es a prueba de golpes de niños, en el concreto hubiera sido peor. Y ya iba mi rodilla mejorando y ayer, los niños, no se si sólo los míos o también los de mi hermana, tiraron algo en el cuarto multiusos y cuando iba a planchar una camisa para Mario Iván, me caí con todo y plancha, misma rodilla, misma pierna, mismas manos, mismo madrazo, mismo dolor, misma pinche suerte. 

Bueno y la cereza del pastel ¿porque no? mi amiga Selene me escribió para decirme que podíamos tener nuestra ceremonia de graduación del doctorado el 6 de junio , sólo tengo que pagar $1000 para mis tres invitados, no chinga !que felicidad!, debo dos cuatris en dinero y el certificado total de estudios, así que ni  ganas, ni dinero, ni cara para ir a una ceremonia de graduación, bueno adios amigos, a mi mier... a otra parte que ustedes ya tuvieron bastante de mis quejidos. Gracias.

jueves, 14 de mayo de 2015

Las tortugas ninja de madrugada

Las 4:00 de la mañana y escucho la voz ronquita de Leo, "mamá quiero ir a hacer pipi", vamos pues hijo. Nada de pipi y menos popo pero si un intento que salió como un pum. "¿Oíste eso mamá? jaja es como en las tortugas ninja cuando entran a la casa del ratón y Mike se echa un pum". Y así comenzó la larga plática de dos horas de preguntas y respuestas sobre la película de las tortugas ninja, ya como a eso de las 5:30 me hice a la idea de que mejor echaba una lavadora o me ponía a hacer ejercicio. Pero pues Leo quería seguir filosofando, me dormí como a las 6:15 pero entonces sonó el despertador que por cierto es Leo cantando, jaja, así que mejor me levante como zombie y creo que me dormi en el baño porque cuando salí de bañarme ya eran las 7:00.

jueves, 7 de mayo de 2015

Cosas de las vida, en las que no debes poner pausa.

Una pequeña entrada antes de irme al parque a correr, ya que el video que subi fue censurado. 
He aquí las 5 cosas a las que no hay que poner pausa porque ya no es lo mismo. 
1. No hay trabajo, es sábado, y puedes desayunar sintiendo la textura del pan que te acabas de preparar y luego... suena la campana de la basura. Subó corriendo (todavía con pijama) y junto todos los botes de basura y luego hago lo mismo abajo y salgo toda desaforada a esperar el camión de la basura. Al regreso: El café esta frío, el pan esta duro y la compañía se ha marchado, ya ni comes porque hay muchos platos que lavar. 
No pongas pausa a la comida. 

2.Sueño, mucho sueño, los niños aún con pila y jugando y hablando y queriendo ver pelis a las 10 de la noche. 
Llega Antonio del trabajo y dice "A Leo le andaba del baño y tu dormida", esfuerzo sobre humano, ¿quieres cenar? (bostezo que hace que los ojos lloren) -No gracias. Pero lo escuchas con un tono de reclamo. Así que tripas corazón, bajar a la cocina, platicar y luego preparar la ropa de otro día, planchar, ir al baño, lavarse los dientes. 
Una vez en la cama: El sueño se ha espantado y no quiere volver. 
No pongas pausa al sueño.

3. Me anda del baño, le decía a Jacquie mientras esperabamos instrucciones de la directora, pero ahorita voy, luego de regreso en el salón los niños inquietos, torre de cuadernos de mate esperando revisión, -en el recreo (pensé), pero para entonces (dos horas después) ya me sentía con males ( ya saben de que tipo). 
 No pongas pausa al baño. 

4.Dormida, mmm, que rico sueño, pero el cachondeo de tu pareja te despierta, bien vale la pena el desvelo. El momento mágico se acerca, ¿subiste los bombones? y como en película de terror recuerdas la pequeña caja de preservativos que aun se encuentra en las bolsas del supermercado que se quedaron en la mesa del comedor. Ay por Dios, no te me distraigas cariño voy volando. Si claro. Casi que vuelo en las escaleras pero después tenía que revisar como 10 bolsas y ya de una vez pues paso al baño y luego le pongo agua al biberón ( para que no se le pegue la leche). De regreso en la cama: Él ya casi dormido ¿quieres dormir mi amor?. Pos... 
No pongas pausa al amor. 

5. Espíritu creativo, inspiración, quien sabe que sera pero la luz llega y es momento de escribir: la tesis, una clase, una entrada del blog, etc. De pronto -Mamá quiero hacer popo, me acompañas. El niño se pone a jugar, después a platicar y hasta a cantar. Luego que se lave las manos y de una vez los dientes. De regreso al ordenador, la mente esta en blanco. 
No pongas pausa a la mente.

Y para no aumentar la lista, que seguro hay muchas cosas más ( y se aceptan sugerencias) me voy a correr, porque si le pongo pausa al ejercicio, la flojera me va a invadir. Linda tarde amigos. 

domingo, 3 de mayo de 2015

La turbulenta historia de mi amor

La turbulenta historia de amor, Antonio y yo, un ir y venir de emociones desde que lo conocí. Un deseo oculto que no podía ser, que la sociedad decía que no debía ser. 
Un engaño y otro, una separación y otra y llanto, mucho llanto. Miedo a perder, a echarlo a perder a quedar perdida. Pero ¿que nos mantiene juntos? El amor, ¿de verdad? o es algo superior. 
¿Cuanto más? Para siempre, pero así. Lleno de desvarios, hasta que la muerte nos separe o la locura me alcance o la soledad embargue a uno de los dos. 
Quizá es mi forma de amar, porque así soy yo, toda pasión, todo sentimiento y desenfreno.
O Antonio es un alma vieja que esta aquí para ser mi maestro o para medir mi paciencia como buena samaritana.
¿Todas las historias de amor son así? Y las que son planas se vuelven aburridas y por tanto tu pareja al final de la vida es algo así como un hermano, un objeto o una costumbre. 
O tal vez debimos ser más libres como era mi propuesta, pero como Antonio es un viejo atrapado en un cuerpo de joven, quiso hacer todo como debía ser, como la expectativa lo decía. 
Antonio de mi vida, ¿soñarás con alguien más?, como a veces yo lo hago, sueño con artistas que de adolescente me enloquecían, ilusiones de vaguedad.
Pero la realidad es mi Antonio, todo mío, cuando esta dentro de mí.