Google+ Followers

domingo, 26 de abril de 2015

Enfado

¿Porque? Por todo, sí, no se ni por donde empezar y no se como enumerar de lo peor a lo pior. Bueno comenzare por el principio como siempre debe de ser. 
Tuve una semana de pata chueca, comencé muy linda, con ánimo de cumplir objetivos y metas de principio de año, etc., etc. Como de plano no me levanto antes de las seis para ir a correr, mejor opte por el ejercicio vespertino y organizar la tarde sin perder tiempo con distractores, todo bien hasta allí , pero por el miércoles todo se enchueco (por eso lo de la pata). Primero el refrigerador, así nomas de  la nada dejo de enfriar, por lo que todos los alimentos pasaron  a mejor vida. Todavía no se solucionaba ese problema y al otro día, que nos cortan el gas, por lo pronto el ejercicio vespertino se cancelo porque no tenía forma de bañarme. 


Después Mario Iván, esta semana ya me puse más estricta con él , pero la intervención de los abuelos sigue siendo un factor negativo y hasta la del papá. Hoy me despertó el niño a gritos porque quería que lo llevara al baño, me lleva pifas, si tiene cuatro años y no quiere ni comer solo, el viernes me hizo irle a comprar un caldo de pollo y cuando por fin lo conseguí no lo quiso. Ay como dice mi mamá Chelelo ¡me cago en la olla y me bebo el caldo! y Leo , va que vuela siguiendo los pasos del hermano mayor. Y su papá diciendo: A ver como conmigo si hacen todo y contigo nada. 

Bueno y lo peor allí viene, Antonio. Me fue diciendo en la semana de una fiesta en su trabajo para el viernes, yo quería ir, pero resulto que era de puros hombres y una borrachera. Antonio pensaba quedarse a dormir por alla y yo le dije que no me parecía correcto, puesto que ya NO es soltero y su esposa ( o sea YO) y sus hijos lo esperan. Al final decidió no ir, pero hoy en una discusión me lo saco a colación diciendo que si no hace las cosas conmigo no lo dejo hacerlas y que no fue para no buscarse problemas. 

Y yo como andaba de malas, me puse a llorar como Magdalena y le dije las cosas que sentía ( que no siempre debemos decir), pues que si en definitiva los niños y yo no lo hacíamos feliz, que se fuera a buscar su felicidad. 
La verdad no quiero que se vaya, sobre todo porque creo que no era feliz sin mi y sin los niños, pero tampoco lo es con nosotros, o sea que el problema profundo lo tiene él. Tiene muchas cosas que resolver, y quisiera que lo haga para que por fin se sienta en paz y todos podamos vivir autenticamente en tranquilidad. Y es entonces cuando me entra el nervio ¿tiene que irse para solucionar lo suyo? o puede hacerlo desde aquí. No lo se, pero si se que muchas veces me siento triste y enojada, con él, con los niños, con la vida misma, hasta con el presidente que es un "bueno para nada".

Y ya pa acabarla de amolar, yo por no buscar problemas con Antonio, no iré a la feria de san Marcos, que mal, el año pasado la pasamos muy bien. 

Sí a ese extremo de enojo, pero para eso es este espacio para sacar el fua. 
Lo bueno de la semana, porque no todo fue tan malo. 
1.Leo tiene dos días que avisa de la popo y no se ha hecho en lo calzones, creo que ya lo logro. 
2. Ayer vi un documental muy bueno que se llama "Sirenas:El descubrimiento", no es apto para escépticos, pero si te gustan las cosas raras te va a encantar. 

Bueno hasta aquí y me despido, ( con mi mal vibra fuera). Esperando que la semana que viene sea mejor. 
PD. A ver si alguien me puede apoyar explicándome ¿como hago para poner los blogs que me gusta leer en mi página de blog? veo que algunos lo tienen en la parte derecha. Gracias. y linda semana para vos también. 

sábado, 11 de abril de 2015

Los amigos

Pasa el tiempo y los amigos se hacen menos, 
¿que es lo que pasa al respecto?
Tengo varías hipótesis al respecto. Pero lo mas viable es que la vida misma provoca esta situación. Es decir, todo va cambiando que entonces sólo se mantienen aquellas personas que te quieren verdaderamente. 
De niña tenía dos amigas. Brenda y Eli, bueno pues a Eli no la he vuelto a ver desde esa época. Brenda y yo seguimos siendo amigas, pero pasan meses sin que nos veamos. 


En la prepa hice excelentes amigos, los mejores, eramos un grupo de 5 mujeres y 5 hombres. Pero en realidad sólo conservo a una amiga de todos ellos, se llama Ma. Elena. Pero olvide llamarla el día 25 de marzo que era su cumple, así que tal vez ya la perdí. Mi amigo Pedro, pero esta en Australia y mi amigo Amilcar pero  viaja por todo el país, o sea, tampoco.


Después de 15 años de estar en una compañía de teatro. Mis compañeros no eran sólo mis amigos, era como otra familia, Enrique, Agus y yo hasta dormíamos juntos. Pero ya no los veo, siguen en la artisteada y yo no. 



En la universidad, tres buenas amigas, pero hace dos años que no las veo y viven muy lejos, sólo son mi gremio. 




En la maestría y doctorado, sólo compañeros porque no frecuento a nadie. Sólo Selene me escribe. 

El trabajo, después de muchas escuelas y compañeros, sólo veo a uno, y eso muy de vez en cuando, se llama David, pero tampoco nos vemos. A pesar de tener cosas en común.

Casa, escuela, empleo, todos lugares propicios para hacer amigos, pero no se conservan o tal vez sí y llame a alguien y aunque no nos vemos en años, estén allí. 
¿cuales son las cosas que alimentan la amistad?
1.El tiempo: cuando te casas, se va en la pareja y los hijos. 
Antonio, mi nuevo amigo de juergas. 
2.Las cosas en común; deje de ver a mi amigo Daniel porque ya no trabajamos en la misma escuela o a Enrique porque dejé el teatro.

Daniel, primero amigo del teatro y muchos años después amigo de trabajo.

3. Los cambios en la vida: Bren the best, es mi mejor amiga y nos  conocemos desde hace treinta años. Sin embargo nuestras vidas son distintas, ella es soltera con mucho dinero y éxito laboral. Su tiempo esta dividido en viajes, compras y diversiones. Y el mío en niños, super mercado y casa. 
4.La distancia: Puedo decir que Pedro aun es mi amigo, pero lleva 10 años en el extranjero de un país a otro, de un continente a otro, de una vida a otra. Y aunque hablemos por face, nunca será lo mismo. 

5. La vida misma, llámese destino. Alguna vez escuche que la vida es como una cuadrícula, te topas con millones de personas, pero solo hay pequeñas intersecciones que son las que permanecen. 
Bueno extraño tener amigos, quizá es momento de empezar a recuperarlos, porque sólo con ellos se puede ser uno mismo y reír y llorar en una sola tarde.  


lunes, 6 de abril de 2015

Pseudo vacaciones

Estoy a la mitad de las vacaciones y algunos planes que tenía como hacer mucho ejercicio y salir a nadar con los niños se han aplazado; sin embargo la he pasado muy bien. Aquí va el breve recuento. 
Lunes: Perder el día en el banco cobrando el dinero de mi quincena.

Martes: Pelis con los niños

Miércoles: Lavar ropa y esos tres días me levante temprano para ir a correr. En la noche me fui a mi casa con mis niños y con Antonio. 

Jueves: Feliz ya en mi casa, hice super y luego fui a comer unas mojarras buenísimas a casa de Yeya ( jaja sí volví al otro día de que me fuí, pero sólo porque las mojarras me encantan)
En la noche, lo mejor, Antonio me hizo una cena romántica que no esperaba, dormimos a los niños y eso que costo trabajo porque no están acostumbrados  a dormir solos en su cuarto, finalmente toda la semana estamos con Yeya y compartimos cuarto. Bueno el caso es que por fin se durmieron y Antonio se bajo, así que creí que necesitaba ayuda para algo, baje con mis tacones y mi vestido que le había prometido que usaría en vacaciones. Y allí estaba el video de Trilogy de The Cure, que veíamos cuando eramos novios, una gran vela encendida en una mesa de centro improvisada con botanas riquísimas, pedazos de pechuga a la diabla y rancheritos con salsa. él tomaba cerveza y a mí me hizo una piña colada deliciosa. Platicamos comimos, vimos el video y nos amamos como locos en el sillón, y aun más excitante ( para mí) es que mi puerta da directo a la calle porque aun no tengo reja y tiene pequeñas ventanitas, ¿que tal que nos veían?. Pero de que la pase genial no hay duda, adoro esas pequeñas sorpresas que hacen que nuestra relación siga  adelante. 


Viernes: No circulábamos así que no salimos de la casa. Antonio aprovecho para cortar el pasto y yo hice algo de aseo, pero sobre todo me dedique al entrenamiento de Leo para que deje el pañal, así que lave tantos calzoncillos que me quedaron doliendo los brazos y las piernas ( por el ejercicio repentino de toda la semana).

Sábado: Teníamos la invitación para ir a casa de Lili a una alberca que puso, pero el día se nos fue limpiando, Antonio cocinando y los niños jugando. Por la noche improvisamos un campamento para Mario Iván, en su cuarto, con una fogata de luces led. Toda la familia nos metimos y me alegro que al menos de vez en cuando hagamos este tipo de actividades. 

Domingo: Bueno el encanto y los días de descanso de Antonio se acababan, así que desayunamos, dejamos la casa arreglada y volvimos a casa de Yeya, Había mucha gente, mis hermanos, los niños y todo el rollo, comimos y en la noche cerramos con broche de oro la semana. Fuimos a ver rápido y furioso 7, me divertí mucho y volví a mi realidad a casa de Yeya, mi cama individual compartida con Antonio pero no me importa porque igual dormimos abrazados.