Google+ Followers

viernes, 20 de septiembre de 2013

Cambios extraños que hay en mi

Todo en mi vida ha dado un giro vertiginoso. No se como empezar, servirá quizá que describa un día común en mi vida actual.
Me levantó a las 5 o 5:30 de la mañana, después de una noche larga en que Leo lloró y Mario Iván se pasó a la cama con nosotros porque le da miedo su nuevo cuarto.
Me visto rápidamente, cambio pañal de Leo, llevó a Mario Iván a la pipi, les pongo chamarra, agarro ropa, lunch, lonchera, mochila, pañalera, etc, Nos vamos entre neblina a casa de Yeya,
Ya en casa de mamá, fla me ayuda a bajar a los niños y se va corriendo a trabajar. Yo me quedo allí me baño, y mi papi lindo me da un aventón al trabajo. En el mejor de los casos los niños siguen dormidos de lo contrario tengo que explicarle a Mario Iván que cada quien se tiene que ir a su escuela y claro se entristece y a veces sus ojitos se hacen agua.
Tengo que lidiar con 37 niños que sólo quieren hablar y hablar y hablar porque son unos pubertos de 11 años. Y el tiempo no me alcanza, entre calificar cuadernos, entregar reportes de examenes, comisiones, libros, etc. Bueno regreso a casa de Yeya. Si Rafita va por mí pues chido, si no pues lloró porque tengo que tomar combi y caminar un buen tramo, pero ya no tengo solvencia para taxis ni modo. 
 Lo primero que hago es cambiar a Mario Ivancito, le quito uniforme, le lavo cara, dientes y manos. Lo llevó al baño. Hago lo mismo con Leo, sólo que con él aplica el pañal. Tiendo las camas que destendí en la mañana para acostar a los niños. Escombro un poco del cuarto que aun es mío, bueno teóricamente no pero sigue vacío, así que hay un colchón inflable una cama individual y una cuna viajera, además de un escritorio de mi hermana y claro bolsas en el piso con juguetes y ropa. 
Después trato de convencer a Mario Iván que coma y en eso me tardo hasta una hora. O bien me pongo a tender ropa, porque como aun no he probado mi lavadora y ha llovido mucho,me he traído la ropa sucia y tiendo temprano ( o sea antes de irme a trabajar). Bueno ya por fin comieron los niños y la limpieza y lo del baño va de nuez. 
Trato que jueguen un ratito para poder usar el internet y mientras llega su papá, pero obvio quieren que su mami juegue con ellos. Llega fla y nos vamos, si me toca ir al doctorado de plano nos quedamos a dormir porque salgo a las 9:00.
Cuando no hay doctorado nos vamos a la casa y llegamos si nos va bien a las 6;30, a esa hora lavo trastes, merendamos, baño de niños, acomodar bolsa o caja de cosas que aun no desempacamos, a veces ( bueno solo una vez) tuve tiempo de hacer un rato de ejercicio en la caminadora. Y bueno preparar todo para el otro día. 
Si esta es mi nueva vida. Y me gusta aunque todo el post suena a queja. Lo que no me gusta es que a veces siento que todo el tiempo será un círculo sin avance real. Es decir, tengo mucho trabajo pero no lo veo reflejado en ingresos y de las deudas no puedo salir porque pago intereses. Y luego están los niños que aunque ahora estoy con ellos, siento que no es tiempo de calidad porque hago otras cosas y estoy cansada y apurada. 
¿Qué pasara?

martes, 3 de septiembre de 2013

La mudanza

Pues si ya me mudé y estoy de la angustia extrema porque vivo entre bolsas y cajas, no se donde carajos están las cosas. Lo peor es que como salimos a las 5:30 de la mañana y regresamos a las 7:30 de la noche a bañar, dar de cenar y dormir niños, no tengo tiempo de ordenar, llevo exactamente tres noches y no he podido hacer mucho. Pero bueno ya se podrá hacer poco a poco.
Y de la UVM? hablé con mi jefa para renunciar y me pidió que le cubra hasta que consiga a alguien más.
En esas ando, sin tele y sin internet en la nueva casa. Esperando que se resuelva mi cambio a la mañana, si primaria en la mañana y ya. Aunque voy a extrañar a mis alumnitos de ahorita es por el bien de mis hijos.
 Situación actual: dejar uvm, llorar por la reforma educativa, maldecir al presidente y buscar como loca los calzones de Mario Iván, jaja. Así es la vida. Ni hablar.