Google+ Followers

martes, 29 de junio de 2010

Mario Iván




Que gran experiencia es tener un bebé. Tuve un parto feliz, es cierto que es muy doloroso y pase al menos dos días en lo que llaman labor de parto. Pero lo más difícil sólo fue de las 9:30 a las 11:41 que es la hora en que nació mi pequeñito. Cuando lo vi después de que pense que no podía pujar más, llore mucho. No lo podía creer, pero allí estaba mi niño, el pediatra lo acerco a mí y utilice mis ultimas fuerzas para darle un gran beso. Después una noche más en el hospital, pensé que lo peor había pasado. Y asi fue, sólo que lo difícil apenas comenzaba. Estoy aprendiendo con la practica y he tenido algunas crisis, sobre todo porque me duele mucho amamantar y me sale sangre, eso me hace sentir como una mala madre. Las desveladas y nada de tiempo para mi me hicieron sentir un poco deprimida.


Pero saben algo? vale la pena. Los días que he tenido que salir y mi mamá lo cuida lo pienso todo el tiempo, su cara, sus gestos, su olor, sus movimientos que conozco porque los hacía desde el vientre, todo en él es maravilloso. Lo amo. Y no es que ahora todo me salga bien, pero digamos que voy mejorando poco a poco. Aun tengo problemas con la leche, los pañales y el tiempo pero creo que todo estara bien.


Acepto consejos. Gracias.